Galapaguera de Cerro Colorado

Está situada en el Sur Este de San Cristóbal, a 22,4 Km. de Puerto Baquerizo Moreno. El acceso se lo realiza por vía terrestre; el viaje en autobús tiene una duración aproximada de 40 minutos.

Se encuentra en las cercanías de Cerro Colorado, del cual deriva su nombre, que es uno de los pocos sitios en los cuales se puede observar Calandrinia galapagosa, planta endémica de San Cristóbal en peligro de extinción. Esta galapaguera ha sido construida para mejorar el estado de la población de tortugas terrestres de la isla, Geochelone chatamensis, dentro de un ambiente con condiciones similares a su estado natural y de esta forma propiciar el desarrollo turístico de San Cristóbal.

Las infraestructuras han sido integradas dentro de un gran corral de 1415m2 y consisten en: un centro de visitantes (incluye una sala de interpretación, sala de conferencias, tienda de recuerdos, un bar, baños y oficina de administración), un centro de crianza (incluye un laboratorio de herpetología y corrales de crecimiento), senderos interpretativos y dos viviendas.

En San Cristóbal existieron dos poblaciones de tortugas terrestres, una ubicada en el noreste, actualmente constituida por unos 1400 individuos y de donde se trasladaron los primeros ejemplares a Cerro Colorado. La otra se encontraba al sur de la isla (en una zona adyacente a la Galapaguera de Cerro Colorado), ésta se extinguió debido a la extracción por parte de los balleneros en siglos pasados.

La población natural de tortugas terrestres de San Cristóbal (al norte de la isla) está seriamente amenazada por animales introducidos (principalmente chivos salvajes, ratas y gatos), que hasta la fecha ha sido imposible erradicar a pesar de los constantes esfuerzos realizados en este sentido.

Las tortugas de San Cristóbal constituyen una de las 11 poblaciones de tortugas terrestres de Galápagos. Se aparean una vez por año y las hembras ponen entre 12 y 16 huevos. Estos son recogidos inmediatamente por guardaparques para ponerlos en una caja oscura durante 30 días, después de lo cual son incubados (machos a 24oC y hembras 28oC ) por un periodo de 90 a 110 días. Posteriormente, las tortuguitas son trasladadas a los corrales de crecimiento en donde permanecen por un lapso de dos años, para finalmente ser transportadas hacia su hábitat natural (noreste de San Cristóbal).

En el centro de visitantes, se explica la historia natural de la población de tortugas gigantes de esta isla (Geochelone chatamensis), así como la relación y diferencias entre las tortugas de San Cristóbal y las demás tortugas del archipiélago, en términos de origen y evolución. Además, se explica la situación actual de amenaza de la tortuga gigante de San Cristóbal y el porqué es necesaria esta área para garantizar su supervivencia a largo plazo.

A lo largo del sendero se pueden observar diferentes especies de plantas nativas y endémicas de Galápagos: uña de gato (Zanthoxylum fagara), manzanillo (Hippomane mancinella ), matazarno (Piscidia carthagenensis), romerillo (Macraea laricifolia), lechoso (Scalesia pedunculata), chala (Croton scouleri), acacia (Acacia sp.) y guayabillo (Psidium galapageium). Además, asociados a estas plantas se pueden observar aves como: cucuve (Nesomimus melanotis), canario maría (Dendroica petechia), pinzón chico de tierra (Geospiza fuliginosa), pinzón de árbol (Camarhynchus parvulus) y papamoscas (Myiarchus magnirostris).

Indicaciones Especiales

  • Los senderos recorren una distancia de 900m, fácilmente transitables y combinados con pasarelas y gradas de madera, con diversos puntos de información en español e inglés.
  • Durante el recorrido se debe tener especial cuidado en no tocar ni ingerir frutos de manzanillo (Hipomane mancinella), planta tóxica predominante en el lugar.
  • Se recomienda visitar la playa de Puerto Chino y el Mirador de Cerro Colorado, sitio en el que se encuentra una de las poblaciones más grandes de Calandrinia galapagosa.
    TOP